miércoles, 15 de diciembre de 2010

Estás loca.

Día 400. 
Si mis cuentas están correctas. 
La luz dura tiempo infinito. No puedo saber con exactitud el horario. Puede que sean muchos días más. Quizá llegué ayer, apenas. No lo puedo precisar.


Hay más personas. También están perdidas. No comprenden que yo soy una persona diferente, que estoy harta, que quiero salir, que yo no pertenezco ahí. Sin embargo, ellos no se quejan. Se mueven y saben a dónde van. Todo es igual. Todos son iguales.


No hay color. No hay individualidad. No soy...


Nadie me da un arma, nadie me regala una navaja, nadie me presta una cuerda y una viga.


No me preguntan. No me responden. No me sonríen...


Y por eso les tuve que matar. A todos los que pude. 


Y ahora estoy aquí. Encerrado de nuevo. Esta vez, en soledad. Ahora, no soy igual. 


Soy el número asesino.


Al que jamás olvidarán.

5 comentarios:

»»®ĶΔβẳŋ™«« dijo...

Me pareció como un poema. Un poema como solo tú los sabes hacer.

allizzia dijo...

"Los locos aman más" le dije yo.

Ahora tengo otra respuesta para cuando me digan loca.

...Dark Angel... dijo...

El numero asesino... sono como a una ecuacion maldita, de esas que hacen que repruebes finales. Reprobaste?

Saludos!


Dark Angel...

allizzia dijo...

Ya no llevo matemáticas, mi querido Dark Angel.

Era una referencia a un interno (hospital, prisión, asilo, etc.), ya sabes, volverte parte del sistema, blablabla...

Lo bueno es que ya casi termino ese libro. Poof, me está volviendo loca.

Mi nombre es Soledad dijo...

simplemente maravilloso...