miércoles, 20 de octubre de 2010

ALICE

Hoy estaba viendo uno de esos documentales sobre LHC. Voy a fingir que saben qué es eso, sino saben, búsquenlo en google, no voy a andar dando explicaciones de cosas que deberían saber.


La verdad es que cada vez que veo un documental de esos, casi me da un orgasmo, porque... bueno, no mames, es el CERN. 


Desde que leí sobre esto, una chispa llamada sueño se prendió en mi almita diciendo "Allizzia, debes ser físico en el CERN y trabajar en el LHC"


Sin embargo, no soy ningún genio. Vaya que no. Digo, si me aplico, posiblemente. Pero yo no suelo estudiar, y nunca es ningún momento para empezar. Además, tampoco soy brillante, y eso es algo que no se modifica, digo, suele venir en los malditos genes. Y mi familia tampoco es brillante. Lucha, pero no es brillante.
Además, soy muy buena en la física. Realmente me agrada. Digo, son como las matemáticas, pero con sentido y aplicación en la vida diaria. Jamás escucharías algo como "Bueno, en realidad no sé para qué sirve esto en aplicaciones de campo, pero igual tienen que aprendérselas." 


En fin, dejé ese sueño para perseguir uno ligeramente más a mi alcance. 


Aunque aún albergo la esperanza de ser limpiapisos en el CERN. Dios, limpiaría los pisos TAN bien...




Pero bueno, el chiste de esta entrada era para contarles uno de mis (muchos) grandes miedos, y el mayor impedimento para ser físico: 


EL ESPACIO


La verdad es que... me gusta saber sobre las cosas. Y el espacio es algo que no logro comprender. Simplemente está ahí, y yo no sé... Todo comenzó hace muchos muchos años. Como 10 años. Yo estaba en la super casa de una ex-vecina. Habíamos crecido juntas, aunque ella tenía unos dos o tres años más que yo. Amaba ir a su casa. Cantábamos, bailábamos, jugábamos, hablábamos, hacíamos roles (damn, amo esos juegos), veíamos películas...


Un día, de alguna extraña manera, salió el tema del universo. Primero estábamos nosotras, luego el país, luego el mundo, luego el planeta entero, luego la vía láctea, luego el resto del universo, luego......


Oh, shit, ¿luego qué? ¿Por qué el universo es así? ¿Por qué no tiene un fina visible? ¿Qué hay más allá? ¿Somos minúsculas partes de algo aún más grande, tan grande, que es imposible averiguar qué? ¿Vivimos en la panza de Dios-Jebuz-Cristo? ¿El universo se acabará antes que nosotros? ¿Nos dará grandes sorpresas? ¿Sorpresas agradables o desagradables?




...


Podrán imaginarse la cantidad de preguntas que puede formular un niño.


Yo... le tengo miedo a la grandeza. 


¿Qué se le hace?
















PD1. Esta entrada no tiene sentido alguno.
PD2. No encuentro el cable de mi Ipods.
PD3. Ash, estúpidos guiones. Tengo que practicar.
PD4. Bueno, de verdad me tengo que ir a hacer ese guión.
PD5. ¿Ven como intento excusarme para no hacerlo?
PD6. Chales conmigo.

3 comentarios:

»»®ĶΔβẳŋ™«« dijo...

Y gracias a él, tuve mi primer crisis existencial.

Qué lindo que me lo recordaras =)

...Dark Angel... dijo...

Ah, que acaso no has visto la pelicula de los hombres de negro 1? Alli, al final te dicen que que el espacio son caniquitas que sirven para que jueguen seres que viven en otras caniquitas y a si sucesivamente... hasta que alguien dice "chirias pelas" lo cual nos dice que el we este, va a perder sus caniquitas, liberandolas en el intento y causando un efecto parecido al que se logra en el CERN. Hablando de eso, creo que algo viene en la pelicula de angeles y demonios. Siii.





...Dark Angel...

allizzia dijo...

K: Pues yo también y no quiero sufrir sola. That's right. Lloré como una niña porque... bueno, era una niña.

D/A: Lo de hombres de negro, creo que me llega algo sobre eso, pero no recuerdo bien. Y de todos modos no resuelve mi duda, mucho. Ni mis miedos.
Y de lo de Ángeles y Demonios, lo adoro. Leí el libro, que es más genial, y el CERN y Leonardo Vetra, y el ojo, y el camarlengo loco, y los 5 kilotones...

Versh, sí que lo adoro.