sábado, 25 de septiembre de 2010

Del ganadero que todos llevamos dentro.

No lo sé, quizá solo sea yo.

Hoy fui a la Expigua (altamente recomendable, muchachos). No sé si solo es yo, pero me emociona verdaderamente. La verdad es que les tengo un pequeño pavor a los animales más grandes que yo; cuando era una niña, un día un ... ¿toro? ¿vacota? algún animal gigante (que luego matamos y nos comimos, ¡ja! jaque mate, animalejo, jaque mate) se escapó del corral, y podía verlo detrás de la puerta correr. Era de noche y tuvimos que cerrar la puerta, ya que iría a donde estaba la luz. Jamás pude olvidar eso, así que les tengo un poquito de miedo.

Pero aún así, tuve un ratito rico en la expo. Fue en el lugar donde deben ser las expos en mi ciudad (no en donde es la expoagro, allí no más te cobran el riñón y luego adentro siempre está lleno y me estreso porque no puedo comer), un lugar grande y destinado para tener mucha gente. Tiene dos lugares con graaaan espacio (donde siempre vamos a los conciertillos chidos), una lona gigante y una explanada lindita con jardincitos mal cuidados y todo. Están construyendo algo así como un teatro, para futuras funciones, me imagino.

Siempre me han gustado las chivas. Una vez adoptamos una, pues su madre lo había dejado solo a morir. Iba a morir en el crepúsculo, pero logramos revivirlo (mediante amor y respiración boca-hocico). Desgraciadamente, mi madre, como es remamona, exigió que lo sacaran y murió de frío al alba. Había chivitas en la expigua, y eran taaaan tiernos.

También había charreadas, carreras de puerquitos, exposición de vacas, la verdad estaba poca madre para llevarse a los niños. La verdad es que nomás pasé por donde están los puestos, porque en realidad tenía mucha hambre y necesitaba llegar a donde estaban las comidas.

A uno le llegan los recuerdos de cuando estuve de niña de rancho en las vacaciones de verano (en las de invierno se me congelaron los recuerdos). No puedo olvidar una vez que me levanté muy muy temprano porque amaba ver a mi abuela dar de comer a las gallinas. Salió, aventó el grano con violencia, pero las gallinas no vinieron tan rápido como uno hubiese querido. Mi abuela no le prestó mucha atención, pero yo si. Duré un par de horas viendo a las gallinas, apáticas, lentas, sin querer comer mucho. Les di vueltas. Las seguí. Le di vueltas al gallinero. Le di vueltas al otro gallinero. Fui con mi abuela a la cocina y pregunté si a las gallinas les molestaba el frío, pero nada.

Por fin, fui a dar a donde van a beber agua las gallinas. El frío había sido fuerte la noche anterior, el agua estaba congelada. Las gallinas me miraban, se paraban sobre el hielo, lo picaban tristemente, y se movían con lentitud. Eran las 10 de la mañana. Las gallinas tenían sed.

¿Alguien se ha deshidratado severamente? La sangre se vuelve más espesa, por lo tanto, el mundo se mueve más lento (ok, te mueves más lento tú... pero así te parece el mundo).

Rompí el hielo y las gallinas corrieron a beber agua helada. Jamás he visto algo tan... curioso y divertido. Oh, son tan chistosas las gallinas, verdaderamente.


En fin, después sigo con lo de la charreada, porque quería relacionarla con el tema feminista. Con otra historia, pues.


Si alguien tiene oportunidad de ir a la expigua mañana, último día, se lo recomiendo. Aparte de haber varios productos extraños pero ricos (como la carne de conejo), es pasar un buen rato y pues, no está tan caro como la expoagro (a la que todos están acostumbrados a ir), y quizá mañana, último día, haya precio especial o algo. No sé, quizá.


Buen domingo a todos, entonces. Me voy a babear el colchón, porque eso de andar caminando en toda la feria es ligeramente cansado.


PD. "Sí, estaba bien enchiloso, no me lo pude comer, y no era mucho, y ni como reclamarle..." "Eh... yo comí pizza... me ahorré esos problemas."

6 comentarios:

»»®ĶΔβẳŋ™«« dijo...

¿Qué? ¿tenias un corral?
¿Tenías un rancho?
¡Rayos! ¿Es último día?
Intentaré ir, y digo "intentaré" por qué de nuevo se ponchó la llanta tracera de mi bici...

Lo siento por no comentar tu post anterior, no he tenido contacto con una compu en un largo tiempo y cuando lo hago, no habro internet... increible ¿no?

Felicidades por el aniversario de tu blog, se veía venir.

allizzia dijo...

Veamos... mi padre nació y se crió en un rancho...

Pero tecnicamente no es de él ni mio ni de nadie.

Si "la tierra es de quien la trabaja", el rancho debe ser del viento.

Pero antes, si el dicho es correcto, el rancho era de mis abuelos paternos.

En lugares mexicanos muuuuy lejanos, que ahora solo conocemos porque son el hogar de variados narcotraficantes.

Si hubiese narcos en el rancho, el rancho no estaría calléndose... u_u

Y pues, si quieres ir, ps está chido.

ya te dije, si te acercas mucho a una vaca te golpeará. Las chivas no hay pedo, esas cabronas se asustan a menos de que traigas plantas en las manos (comprobado). De hecho, seguían a la gente con plantitas, y si al menos yo no miré eso, alguna debió agarrarse una planta de algún visitante baboso.


Y pues, está bien que no abras internetss. Tienes un corto que editar.

Jon Esponja dijo...

Orales!...Lastima que no puedo ir...deberían hacer lo mismo pero con animales de 3 cabezas, 4 alas, o como en south park y el famoso mono de 4 culos...

...Dark Angel... dijo...

No me gustan las gallinas. Te atacan cuando tienes 5 años y te picotean la cabeza. Y son unas culeras que saben feo.

Y la carne de conejo es la ley. Has probado la de vibora? esa tambien es la ley.

Y no soy mucho de rancho. Un primo de mi madre tiene uno y una vez fuimos a pasar una tamporada con ellos. No me gusto la leche bronca, no me gusto pollo o carnitas o birria a toda hora, no me gusto el olor... lo unico que me gusto es patear gallinas para ver sus intentos inutiles de vuelo y al caer, reirte porque caen de pico.




...Dark Angel...

@actvservidor dijo...

Bah!
O sea, ya acabó? Llegué tarde =/
Igual estoy en Perú así que estaba un poco difícil que asista xD

saluos!!
(tieeempo que no venía por aqui, ¿ya no creas historias?)

@actvservidor dijo...

Ya que hablamos de conejos... (y no sé si tenga mucho que ver), aqui en Perú se come CUY. Es rico, eh. Aunque no tiene buen aspecto, es muy rico.

saluos!!
(otra vez)