sábado, 28 de enero de 2012

Rambling on

Está esta canción que la verdad nunca fue de mi gran gusto. Era como bien comercial, y me recordaba SIEMPRE a Playa Limbo.


Mis hermanas la tenían en un disco, allí, junto con otras canciones decentes. Cuando salía esa canción en el CD me daba no sé qué, no era odiarla, era que se metía entre mis intestinos como un bebé y se daba la tarea de patear todo.


Un día, para no odiar la canción (yo soy un amor y siempre doy segundas oportunidades aunque generalmente no cambia el resultado). Descubrí que la letra era la culpable de todo.


La música era desesperante, pero la letra me hacía sentir no sé qué.


Si la neta les importa, seguro ya googlearon la letra. Sino, then, lo siguiente sonará mucho mejor.


La verdad es que yo estaba en la playa, y en esos momentos me sentía muy mal (razones aparte). Y allí estaba, la mujer desconocida, sentada, mirando el reloj...


Esperando algo que nunca va a llegar. Y yo me sentía demasiado como ella. Algo que se repite a cada segundo. Tener esperanza, cuando es inútil. 


Siempre pensé que una de esas razones serían las que me volverían loca. Esperar. Me imaginaba sentada, allí, todo el mundo murmurando "esa es la mujer con el corazón más roto del planeta", "tiene doce gatos en su casa, la pobre" y mis biografías llenas de dicenqués.


Y luego, mi grandiosa imaginación se preparó una gran final.
Él entraba, la perfección imaginaria; caminaba a pasos largos perfectamente imaginados,  se sentaba en el perfecto escaño imaginario frente a mí y pedía algo que no tenía razón de ser. No importaba.


Perfectamente imaginario siempre ha funcionado para mí.


Porque todas las formas encajan perfectamente bien, cuando son reales.

3 comentarios:

»»®ĶΔβẳŋ™«« dijo...

Perfectamente imaginario y así...

Xenomorph dijo...

Solo leí:

Playa Limbo

Y comencé a tararear una canción de ellos... no sé ni cual es.

u__u

allizzia dijo...

¡Hombre!

El link de la canción está en el título.